Un mensaje breve para que Ada Colau pueda entenderlo

|

ADA Colau, el último capricho de la burguesía catalana, es un ser poliédrico con tantas caras que es imposible descubrirlas todas: activista antidesahucios, alcaldesa, mecenas de okupas, separatista, paracaidista electoral, emisora de moneda, rebautizadora de calles, impulsora del Ejército de Catalunya, sectaria con las víctimas del terrorismo, promotora inmobiliaria de mezquitas, chanchullera con los alquileres, enemiga de los cruceros, perdedora de cuestiones de confianza... y ahora también ferviente practicante del postureo. Boicoteó al rey en la inauguración del congreso mundial de teléfonos móviles que se celebra en Barcelona, pero, en cambio, se presentó en la cena –que el cuerpo hay que mantenerlo– y salió de allí presumiendo de que le había tirado de las orejas a Felipe VI por el discurso que pronunció el 3 de octubre. El monarca, que debió de sorprenderse ante la ignorancia de la alcaldesa, le explicó: “Yo estoy aquí para defender la Constitución y el Estatut”. Aún siguieron charlando un rato, pero más que nada por la buena educación del jefe del Estado, porque tras esas palabras poco más podía decirle. FOTO: el rey, entre soraya sáenz de santamaría y ada colau | efe

Un mensaje breve para que Ada Colau pueda entenderlo