Una voz cochina, hacia la lista Forbes

|

TENER una cerda en casa, aunque no suena nada bien, puede ser un chollazo. Si es de pata negra, al venderla se pueden ganar unos miles de euros. Incluso si se trata de una hembra de porco celta –que no es un grito de guerra de los Riazor Blues, sino una raza autóctona de cochos– aún se pueden cobrar unos cartiños. Pero si es de dibujos animados... incluso es posible dar el salto a la lista Forbes. Que se lo digan a Harley Bird, una británica de 16 años que desde los cinco pone la voz a Peppa Pig y que cobra una media de 13.600 euros a la semana. Cuando alcance la mayoría de edad, será multimillonaria y podrá comer a diario jamón cinco jotas. FOTO: peppa pig | aec

Una voz cochina, hacia la lista Forbes