Nueve meses de graves desencuentros

|

desde que se formó el Gobierno de coalición entre el PSOE y Unidas Podemos, los desencuentros han sido más que los acuerdos. Son nueve meses de choques constantes entre ambas formaciones que están poniendo a prueba la capacidad de resistencia de Iglesias. Por ahora, parece que sus ansias de ser vicepresidente del Gobierno de este país pueden más que los desaires que él y los suyos sufren a diario, por no hablar de los sapos ideológicos que se tiene que tragar. El último ha sido a cuenta de la fusión entre CaixaBank y Bankia. La aspiración de los podemitas era tejer en torno a la entidad nacida de Caja Madrid un banco público. Es evidente que ni los socialistas ni Europa aspiraban a ello y, por eso, Iglesias y los suyos se enteraron de esa fusión a través de la prensa. Pero hay más, el rey, la subida fiscal, pasando por el acuerdo de la FEMP o la reforma laboral, sus posturas sobre Cataluña o la política migratoria. La lista es tan larga que resulta imposible saber cómo es posible que sigan coaligados. FOTO: sánchez e iglesias, cuando aún se querían

Nueve meses de graves desencuentros