La música con la que enamora Julián Muñoz

|

EL saqueo del Ayuntamiento de Marbella fue la trama corrupta más pailana y hortera de la historia. La encabezaban Jesús Gil, un clon de King Kong; Juan Antonio Roca, que colgó un cuadro de Miró en el cuarto de baño, y Julián Muñoz, que se ligó a una tonadillera a la que en Andalucía apodan “La pelúa”. El primero ya falleció, el segundo lleva años en la cárcel y el tercero va de prisión al juzgado y del juzgado a prisión. Ahora le toca volver a la trena, que había dejado en 2016 tras alegar una enfermedad incurable. Tan malito estaba el pobre que lo han cazado de madrugada bailando sevillanas y no parece fácil que al juez le cuele que hacía terapia recuperadora. Pero la cachada no ha sido esclarecedora solo por eso, sino también porque ha servido para conocer que el exalcalde marbellí canta a sus amantes canciones de Isabel Pantoja para ponerlas loquitas. Al menos, eso ha confesado Liz, la mujer con la que bailaba la noche de autos. Donde hubo fuego, cenizas quedan. FOTO: julián muñoz, camino de una de sus habituales citas judiciales | aec

La música con la que enamora Julián Muñoz