Todo se limita a la masculinidad

|

Si para Donald Trump esto del coronavirus se solucionaba dándole unos traguitos a una botella de lejía, otro de los populistas americanos, el presidente brasileño, Jair Bolsonaro, también tiene su remedio, en este caso, la “testiculina”. El mandatario carioca no duda en asegura que Brasil se ha convertido en un país de “maricas” en el que se le presta demasiada atención al Covid-19. A ambos mandatarios les une el haber pasado ya la enfermedad. Ojalá que en breve les una también el hecho de haber sido derrotados en unos comicios. Seguro que sería bueno para los brasileños y para el mundo entero. FOTO: bolsonaro | aec 

Todo se limita a la masculinidad