Decepcionado, no sorprendido

|

la sanción al Manchester City por incumplir el fair play financiero –que implica no gastar por encima de sus posibilidades– no por indeseada ha sido inesperada para el club. De hecho, su reacción al conocer que se queda fuera de las competiciones europeas durante dos temporadas y que deberá pagar una multa de 30 millones de euros ha sido decir que “está decepcionado, pero no sorprendido”. Y una de dos, o se refiere a que no se fía de la imparcialidad de los responsables de la investigación o reconoce implícitamente que incumplió las normas y era cuestión de tiempo que le pillasen. FOTO: el campo del city no acogerá partidos europeos

Decepcionado, no sorprendido