Un decoro un poco casposo de más

|

OBLIGAR a los guardias civiles a que luzcan bigote no parece lógico, sobre todo desde que hay mujeres en el cuerpo, pero de ahí a prohibirles que gasten un mostacho largo... Pues sí, la Dirección General ha ordenado que los agentes se afeiten todas la mañanas. Tampoco podrán tener patillas en forma de hacha, ni peinarse con rastas ni tener tatuajes visibles. Ellas no podrán usar diademas ni pasadores para el pelo. El flequillo no podrá sobrepasar las cejas y las mechas o los reflejos serán de tonos similares al color base del pelo. De la caspa no se sabe nada, pero también podían prohibirla, porque entre los jefes aún queda mucha. FOTO: unos guardias civiles formados | aec

Un decoro un poco casposo de más