Un encendido de luces restringido

|

En uno de esos actos de coherencia supina a los que nos tiene acostumbrado Abel Caballero, el encendido de las luces de Vigo se adelantará a mañana. De ese modo, como afirma el regidor, comenzará la Navidad en todo el mundo, que ya se sabe que andan por Nueva York preocupadísimos con lo que sucede en la ciudad olívica. La cuestión es que, por culpa de la pandemia, ha decidido encender las luces, pero, al mismo tiempo, le pide a la gente que no acuda al acto, lo que demuestra un nivel de esquizofrenia solamente asumible por una persona como Abel Caballero. FOTO: Abel caballero, muy sonriente | aec 

Un encendido de luces restringido