La AP-9 pasa página de la crisis

|

UNO de los mejores termómetros existentes para medir el grado de profundidad de una crisis es el número de coches que utilizan las autopistas de peaje. Cuando los ciudadanos andan cortos de fondos, prefieren renunciar a la comodidad y seguridad de las vías de peaje y recurrir a las carreteras convencionales, en las que el riesgo más grave para la cartera es el ser inmortalizados por la cámara de un radar. Y ahora se sabe que la AP-9 supera ya los 20.000 coches diarios, algo que no sucedía desde 2011. Es evidente que Galicia está comenzando a pasar página de la crisis. FOTO: Obras de mejora en la Ap-9 | aig

La AP-9 pasa página de la crisis