“Llevo 22 años de mi vida sobreviviendo en una industria que agoniza desde hace una década”

Diario de Ferrol-2014-08-21-001-f4fa907c
|

El único concierto de pago de las fiestas de Ferrol tendrá este sábado a las 23.00 horas en la plaza de España como protagonista a la mediática intérprete Mónica Naranjo. Una auténtica diva que cumple 40 años, 20 de ellos sobre los escenarios, llenos de temperamento y vitalidad y que se ha reinventado para continuar en un negocio que pasa por momentos oscuros aunque menos para los de su nivel de popularidad. A Ferrol traerá, en su única fecha en Galicia, su tour \“4.0\”, un espectáculo donde repasa a ritmo de electro rock sus temas más populares. Ya ha vendido 1.500 de las 7.000 entradas disponibles para su actuación ferrolana a un precio de 20 euros.

¿Cómo está su salud después de haber tenido que suspender varios conciertos por una faringitis?

Muy bien, gracias, totalmente recuperada y descansada y con ganas de volver a pisar el escenario.

En Ferrol reanuda su gira 4.0. ¿Qué ofrece Mónica Naranjo a los espectadores en este tour?
El proyecto 4.0 es una celebración, así lo concebí. Llevo 22 años de mi vida sobreviviendo en una industria que agoniza desde hace más de una década. Cuando hace siete años regresé a los escenarios nunca pensé que llegaría al ecuador de mi vida tan realizada como me siento. Sabía que todo había cambiado, que debía olvidar todo lo que había aprendido para adaptarme a los nuevos tiempos y la verdad, con mucha fuerza de voluntad y disciplina he llegado a hacer cosas que jamás pensé que podría llegar a hacer.

En esta gira celebra su 40 cumpleaños y los 20 de la publicación de su primer álbum. ¿En qué ha cambiado Mónica Naranjo a lo largo de estos años, tanto a nivel artístico como personal?
Edité mi primer disco con 19 años, una cría jugando a ser mayor e independiente... por mucho vértigo que me dé hoy volver a mirar atrás, admiro el tesón y el valor que tuvo aquella niña con fantasía en el pelo, aunque la verdad que a estas alturas no sé si el verdadero motivo por el que me dediqué a la música fue la valentía o la inconsciencia. ¡Todo un misterio! Una cosa sí tenía clara: no volver a casa.

En este espectáculo ofrece versiones de sus grandes éxitos en clave de electro rock. ¿Cómo definiría usted el resultado de este trabajo?
Pues exactamente la idea es lo que usted ha dicho, ¡Ja, ja, ja! (ríe la diva).

¿Qué espera del público ferrolano en el concierto del sábado en la plaza de España?
Nunca espero nada. Yo solo trato de contagiar lo mejor de mí al respetable y hacerlo disfrutar conmigo. Es un gran regalo el que nos hacemos.

Desde hace un tiempo compagina su carrera musical con colaboraciones en televisión, en las que se le ve muy cómoda. ¿Qué le aporta esta nueva faceta? ¿Siente que ha contribuido a aumentar su popularidad?
La televisión es una de las cosas más maravillosas que me ha pasado en estos dos últimos años. Disfruto como una niña pequeña. Ni siquiera tengo la sensación de ir a trabajar, todo lo contrario que con la música, que me supone una gran responsabilidad y un sufrir. A veces siento que se me va a salir el corazón por la boca con la infinidad de emociones distintas que tengo cuando estoy encima de un escenario. Comienzan desde el querer vomitar por la angustia cinco minutos antes del espectáculo, a querer quedarte a vivir dentro de él. Es de locos, ¿verdad?

Cumplidos los 40 ¿Cómo ve el futuro Mónica Naranjo?
Hoy solo vivo y miro el presente. Lejos de este campo no hay nada para mí, solo lo tangible.

Con motivo de su visita para actuar en Ferrol, ¿aprovechará para estar unos días en Galicia?
Ojalá pudiera. Eso será para mi próxima visita a esta tierra. ¿Dónde se cree que compro el mejor de los albariños?

“Llevo 22 años de mi vida sobreviviendo en una industria que agoniza desde hace una década”