A profanar campo sagrado

manuel castiñeiras, durante el partido de la primera vuelta jorge meis
|

El Racing pretende dar un golpe de mano en el grupo I de Tercera con una victoria en el único campo en el que nadie lo ha logrado hasta ahora. El Compostela, tercer clasificado en la tabla a trece puntos del equipo ferrolano, es el único conjunto de la categoría que mantiene a cero su casillero de derrotas cada vez que ejerce como local. De hecho, de los diez encuentros que ha jugado en San Lázaro, el cuadro de la capital de Galicia ha ganado seis y empatado dos, así que 22 de los 38 puntos que tiene proceden de su rendimiento como anfitrión.

Enfrente, el Racing tratará de hacer valer su condición de mejor visitante de la competición. Y es que el equipo ferrolano suma como foráneo 24 puntos –el Somozas es, con 20, el que más se le acerca, aunque tiene el honor de ser el único que todavía no ha perdido a domicilio–. Sin embargo, el cuadro verde ya ha caído tres veces lejos de A Malata –dos de ellas en las tres últimas salidas–, lo que ha permitido a sus rivales reducir ciertas distancias en la tabla clasificatoria liguera.

Además, se da la circunstancia de que el cuadro de la capital de Galicia es, después del Cerceda, el que menos encaja cada vez que juega en su feudo. De hecho, el Compostela solo ha recibido cinco tantos en los diez partidos que jugó en San Lázaro, lo que desprende una media de 0,5 goles por encuentro. En cambio, el Racing es la segunda escuadra que más anota como visitante, ya que las 19 dianas que ha conseguido solo son superadas por las veinte que lleva el Celta B.

afición

El cuadro verde, además, espera contar con el apoyo de su afición en este partido. Así, la peña Morandeira ha anunciado que viajará a la capital de Galicia. La salida se efectuará a las 11.00 horas de la sede del colectivo y el regreso se efectuará al final del partido. El precio del viaje en autobús para los socios de la agrupación es de cinco euros y para los que no lo sean de 18. A esto se une el precio de la entrada, que será de diez euros para así ubicarse en la grada destinada a la afición verde. Los interesados pueden anotarse en el bar Morandeira.

A profanar campo sagrado