Navantia trata de abrirse paso en el sector de la energía eólica marina

|

Navantia acudió durante esta semana en Barcelona al congreso EWEA 2014, considerado la cita más importante en Europa para el sector de la energía eólica marina. El grupo público busca hacerse un hueco en este ámbito, con grandes expectativas de crecimiento en los próximos años, y opta a corto plazo a convertirse en suministrador de equipos para el parque Wikinger, que Iberdrola va a poner en marcha en el Mar Báltico.
Al contrario de lo que pasó con los gaseros para Gas Natural, se espera que la compañía pública sea capaz de hacer valer sus capacidades ante una empresa también española, Iberdrola, que se ha hecho con el contrato para la construcción de este ambicioso proyecto, actualmente el más importante en aguas profundas y que contará con una potencia de 400 megavatios.
Navantia opta a construir para Wikinger 29 plataformas (jackets) y dos subestaciones flotantes que representarían, en total, 1,9 millones de euros. Se trata de uno de los escasos contratos que podría traer trabajo a los astilleros antes de que terminase el año 2014 e inicialmente Fene se perfilaba como el gran beneficiario de este encargo. El cambio de criterio de la compañía pública, que ahora está decidida a cumplir el veto a la construcción civil hasta el 31 de diciembre de este año, podría diferir, en su caso, la entrada de la factoría en este mercado.
Pero además de su oferta para el parque Wikinger, Navantia trabaja actualmente en tres proyectos de I+D orientados a su entrada en el mercado de la energía eólica marina. Seamar, Floatgen e In-Offmet son los nombres de esos programas de innovación, orientados al diseño de una nueva estructura de jacket, de plataformas y a la medición de vientos. Prueba del interés, de momento sin resultados, que Navantia tiene en este sector es que el pasado año 2013 se presentasen un total de 46 ofertas en el ámbito de la construcción civil y el mercado eólico, frente a las 15 del año anterior.

ASime
También la Asociación de Industriales Metalúrgicos de Galicia (Asime) ha participado estos días en la feria EWEA 2014, con el objeto de buscar oportunidades de negocio para las empresas asociadas y, en participar, para las que se han agrupado en el \“Galician Offshore Energy Group\”. Entre ellas están las Industrias y Talleres Franco, de Narón, con una importante implantación desde hace años en el sector eólico terrestre.
El evento de Barcelona ha contado con la participación de las más importantes empresas que operan en este ámbito, como Iberdrola, Gamesa o Vestas, entre otras. Se estima que el despegue del sector podría significar la creación de 9.000 empleos en la industria española.

Navantia trata de abrirse paso en el sector de la energía eólica marina