Benestar pone en marcha los trabajos para elaborar el plan comunitario de Recimil

La responsable de Benestar Social se reunió con el equipo de trabajo para planificar las actuaciones | cedida
|

El área de Benestar Social ha iniciado el trabajo destinado a la puesta en marcha de un plan comunitario en el barrio de Recimil, tomando como base iniciativas exitosas como la que en su día tuvo lugar en el barrio de Caranza, con su plan sociocomunitario.


La elección del barrio de Recimil viene dada por contar con un importante parque de viviendas municipal, así como un gran foco de usuarios de los servicios sociales con problemáticas diferentes.


Con la idea de sentar las bases para poder desarrollar un plan de trabajo, se ha estructurado un equipo del que forman parte dos trabajadores sociales (contratados por seis meses a través de una subvención de la Diputación), otros dos de la unidad básica de trabajo social número 3, de la que depende el área de Recimil, y una psicóloga de esta unidad, que lleva los temas de inclusión además de la atención a menores. El equipo se completa con un técnico de vivienda municipal.


La responsable del área de Benestar Social, Eva Martínez, mantuvo esta semana la primera reunión con el equipo de trabajo para comenzar el plan, que será transversal, no solo en cuanto a que estarán relacionadas varias secciones de Benestar sino también con otras concejalías como pueden ser Patrimonio (al ser Recimil un barrio municipal), Seguridad o Rehabilitación y Vivienda, entre otras.


Además, como explicó Martínez, también se prevé colaborar con otras instituciones como la Seguridad Social o la Xunta.


Los primeros pasos que se darán en este plan serán la realización de un diagnóstico del barrio en materia de vivienda, atención a las familias (que abarcaría a los menores, el absentismo escolar, la delincuencia, etc.) y seguridad.


Está previsto comenzar a trabajar con 26 familias que son las que están adscritas a Servicios Sociales, por lo que cuentan con viviendas que ahora deben ser renovadas. La intención, explicó la responsable de las políticas sociales del Concello, es que se centren las actuaciones en estas personas, atendiendo además a la demanda y actuando de forma individual, con itinerarios personalizados.


Precisamente tomando como base a esas familias que cuentan con viviendas sociales, desde el Concello se pretende revisar el listado de demandantes de viviendas que data de 2013, depurándolo (ya se ha hecho una primera revisión y de 116 han quedado unos 50) con el fin de que se cedan más viviendas para poder ir concediéndolas según las necesidades.


Tras estos primeros trabajos se celebrará en unas semanas una reunión con las entidades y colectivos del barrio de Recimil –Secretariado Gitano, centros escolares, Pro-Infancia, etc.) para presentar este proyecto del plan comunitario y para ver cómo se puede trabajar en red en su desarrollo.

Benestar pone en marcha los trabajos para elaborar el plan comunitario de Recimil