Feijóo critica el "limbo legal" y la "incertidumbre" generada por el Gobierno

Feijóo comparece ante la prensa | EFE
|

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha censurado este viernes "la dejadez" del Gobierno central por dar fin al estado de alarma sin una legislación específica para combatir la pandemia, lo que ha dejado a las autonomías en un "limbo legal" y ante una "incertidumbre jurídica".


Núñez Feijóo ha basado estas críticas en las dos resoluciones "absolutamente contradictorias" conocidas hoy y que han adoptado los tribunales superiores de Valencia y del País Vasco, respecto a medidas similares propuestas por los gobiernos regionales.


"La dejadez del Gobierno central nos deja una cogobernanza atípica, entre los presidentes autonómicos y los presidentes de los tribunales superiores sin orden ni concierto. Estamos ante una incertidumbre que ya se confirma antes de que concluya el estado de alarma", ha dicho tras la reunión semanal del Gobierno gallego.


El titular de la Xunta ha aprovechado para cargar de nuevo contra el Gobierno por haber recurrido la ley gallega de salud ante el Tribunal Constitucional, suspendida temporalmente, ya que es el instrumento que dotaría a Galicia de seguridad jurídica frente a las incertidumbres que ahora deben afrontar todas las autonomías al estar a expensas de los tribunales superiores en cada comunidad.


Ha anunciado que la Xunta se personará en el proceso, a través de la Asesoría Jurídica autonómica, para impugnar el recurso del Gobierno y ha recordado que se trata de una ley aprobada en el Parlamento gallego, no de un decreto del Ejecutivo regional.


En cualquier caso, ha asegurado que "alberga esperanzas" de que el conflicto no se dirima en los tribunales y de que las conversaciones bilaterales con el Gobierno consigan desbloquear la cuestión y que el Ejecutivo de Pedro Sánchez retire el recurso.


"En ningún caso la ley gallega obliga a vacunar, ni esta -contra el coronavirus- ni ninguna otra vacuna. La vacunación es exactamente igual que lo acordado en el Consejo Interterritorial, la realidad es que cumplimos taxativamente lo que dicen el consejo, incluso cuando estamos en desacuerdo", ha incido Núñez Feijóo.


"Por lo tanto -ha remarcado- ese titular barato de que se pretende vacunar de forma obligatoria está desmentido por la propia ley por la posición de la Xunta en las conversaciones en la comisión bilateral".

Sobre las decisiones "contradictorias" adoptadas por los distintos tribunales superiores, el presidente gallego ha abundado en que la postura gallega -y de la mayoría de presidentes autonómicos- a favor de una regulación específica "no era una cuestión política, ideológica", sino que se trataba de un asunto legal.


"La epidemia aún no acabó por mucho que acabe el estado de alarma", ha incidido Núñez Feijóo, que ha declarado que es "muy difícil actuar con menos diálogo y con más irresponsabilidad que el Gobierno desde hace 13 meses".


Respecto a las medidas aprobadas por la Xunta, que entrarán en vigor una vez decaiga el estado de alarma, la medianoche del sábado al domingo, Núñez Feijóo ha confiado en que el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia no se opondrá a aquellas que puedan afectar a derechos fundamentales.


En su intervención ha reiterado que Galicia no ha propuesto seguir con el toque de queda debido a la relativa baja incidencia del virus, sobre todo en comparación con otras autonomías, y porque ve "difícil encaje" en la legislación actual.


Sin embargo, ha dicho, es "sorprendente" que en lugares con baja incidencia como Valencia o Baleares se ha ratificado su continuidad y en otros como País Vasco, en riesgo extremo, se ha rechazado.


Galicia ha prohibido las reuniones de personas no convivientes entre la 1 y las 6 de la madrugada, que entrará en vigor la medianoche del sábado al domingo mientras el TSXG no diga lo contrario, y siempre en el caso de que se pronuncie, ha aclarado.

Feijóo critica el "limbo legal" y la "incertidumbre" generada por el Gobierno