El Puerto acoge por primera vez una operación de suministro de GNL a un barco de pescado

El buque realiza la carga de gas en el Nuevo Muelle | cedida
|

El Puerto de Ferrol acogió el lunes, por primera vez, una operación de avituallamiento de gas natural licuado (GNL) a un gran buque de transporte de pescado vivo, el “Bjorg Pauline”, recientemente construido en el astillero turco de Tersan Shipyard. El suministro tuvo lugar en el conocido como Nuevo Muelle, en la dársena interior.


El barco se detuvo en la ciudad naval, en su ruta hacia Noruega, para repostar. Recibió 90 metros cúbicos de combustible suministrados por Repsol por medio de dos cisternas cargadas de ESK en la terminal de Reganosa, en una operación “sencilla, segura y limpia”, destacan desde la Autoridad Portuaria.


La operación se enmarca en el objetivo marcado por la Comisión Europea de que los puertos de interés general puedan prestar servicio de avituallamiento de GNL, para así reducir el impacto de la navegación en el calentamiento global. Ferrol cuenta para ello, destacan, con la ventaja de tener en su puerto una terminar como la de Reganosa.


Además, la Autoridad Portuaria de Ferrol-San Cibrao “fue pionera en el estudio de medidas para desarrollar este suministro, en alianza con la mencionada empresa, con Navantia y con la operadora de la terminal de contenedores del puerto exterior (Yilport Ferrol)”, explican. Precisamente en la flota de portacontenedores se espera un gran crecimiento del GNL como combustible. “El número de barcos así propulsados está aumentando en este segmento a un ritmo anual del 20%”, destacan. Esta fue la tercera ocasión en la que el Puerto acogió una operación de suministro de gas natural licuado a buques en tránsito. Las anteriores fueron en febrero de 2019 a dos ferris.

El Puerto acoge por primera vez una operación de suministro de GNL a un barco de pescado