El Racing empieza una nueva etapa

La profundidad ofensiva de Pep Caballé será una de las principales armas del cuadro verde | jorge meis
|

Empieza una nueva etapa para el Racing. Descartada la posibilidad de ascender a Segunda, el objetivo es ahora asegurar la presencia en Primera RFEF, la categoría que, desde la temporada que viene, será la antesala del fútbol profesional español. El equipo ferrolano tendrá que acabar para ello en las dos primeras posiciones el campeonato liguero del subgrupo 1-D en el que ha quedado encuadrado. Y, como los puntos de la primera fase cuentan para esta, su posición de inicio es la segunda, aunque con solo dos puntos de ventaja ante rivales como el Langreo al que se enfrenta esta tarde –17.00 horas, A Malata–, lo que lo obliga a conseguir la victoria si no quiere perder tan pronto la ventaja de que disponía.


Si la primera fase ya resultó estresante para muchos de los participantes, esta lo puede ser aún más. Solo seis partidos hacen que el margen de error sea mínimo y que cualquier fallo se pueda pagar muy caro. De ahí que el Racing pretenda mantener la fortaleza que ha demostrado como local en sus últimos partidos, desde la llegada de Cristóbal Parralo, tramo en lo que ha ganado los tres encuentros disputados en A Malata. Será esa la manera de que la entrada en una categoría que apunta a tener mayor nivel se haga realidad para la escuadra ferrolana.


Ritmo

El partido de hoy, además, servirá para comprobar si el Racing acaba de recuperar el nivel que tenía antes de que el confinamiento devivado de ocho casos de Covid-19 en su plantilla acabase con sus opciones. El cuadro verde espera volver, a poco a poco, el rendimiento de entonces para sumar de tres en tres en sus partidos y alcanzar el objetivo.


Para ello, además, el Racing va recuperando poco a poco efectivos para su plantilla o poniendo a tono a los últimos en llegar. Eso es lo que confía en que le llegue para ganar el partido de esta tarde y seguir así entre los dos primeros.

El Racing empieza una nueva etapa