Ferrol se une a las protestas contra el nuevo plan forestal de la Xunta

Protesta de la plataforma ecologista frente al edificio administrativo de la Xunta en Ferrol | jorge meis
|

Ayer, 21 de marzo, se celebró en todo el mundo el Día Internacional de los Bosques, una efeméride aprobada en diciembre de 2012 por la Asamblea General de las Naciones Unidas y que tiene como objetivo visibilizar la importancia de la masa forestal para la vida en el planeta y la necesidad de aunar esfuerzos para preservarlos. Así, con motivo de esta importante fecha, la plataforma “Por un monte galego con futuro” organizó en 22 municipios de Galicia una serie de movilizaciones en rechazo al nuevo Plan Forestal de la Xunta y para instar a la administración autonómica a acelerar la moratoria del eucalipto.

En la ciudad naval la protesta tuvo lugar sobre las doce del mediodía frente al edificio administrativo de la Xunta. Cerca de medio centenar de personas participaron en la convocatoria, apoyada por el Consello Comarcal del BNG e impulsada por las numerosas entidades que componen la plataforma, entre las que se incluyen la CIG, la Asociación para la Defensa Ecológica da Galiza (Adega) o el Sindicato Labrego Galego.


En manos de empresas

Tal y como se señaló durante la concentración, la plataforma rechaza el Plan Forestal de la Xunta al considerar que “pon a ordenación dos usos do monte en mans das empresas madereiras e forestais e deixa de lado o interesa xeral”. La entidad señala que esta normativa no contempla “a necesidade de manter unha reserva ecolóxica de hábitats naturais” y que fomenta el monocultivo y la proliferación de especies “pirófitas e invasoras”, principalmente el eucalipto.


Y es que la ordenanza, si bien contempla la reducción en un 5% de la población de este género de cara a 2040, también permite un incremento del 3% hasta 2025 –sobre 12.000 hectáreas– en base al último Inventario Forestal de Especies Productivas del Norte Peninsular, que data de 2018. Este lenguaje vago, apunta la plataforma, ha agravado la situación, algo que, afirma, la Xunta ha reconocido “co anuncio da moratoria para prohibir máis plantacións de eucaliptos”.


Efecto llamada

Esta medida de urgencia establecida por la Xunta ha traído consigo otros problemas asociados, principalmente el efecto llamada en la plantación de esta especie en anticipación a la entrada en vigor de la normativa, denuncia Adega.


La entidad, por medio de un comunicado en su página web, denunció que numerosos “particulares y asociacións” han constatado que “se está intensificando e acelerando as plantacións, tanto ilegais como legais, de eucaliptos, para ocupar a máxima superficie posible con esta especie antes de que se faga efectiva a moratoria”. Es por ello que Adega ha instado a la Xunta a que “reforce as medidas de control e vixilancia” con recursos suficientes y sanciones claras.


El distrito Ferrol-Ortegal, a la cabeza de Galicia en ingresos obtenidos por venta de eucalipto
El distrito forestal de Ferrol-Ortegal cerró el 2020 a la cabeza de Galicia en cuanto a ingresos obtenidos por la venta de eucalipto. Según un informe de la Asociación Forestal de Galicia (AFG), el pasado año se percibieron 27.270.625 euros por la venta de madera de esta especie. Este resultado sitúa al área ártabra por encima de Bergantiños-Mariñas Coruñesas en este género –que ingresó 26.003.615 euros–, pero ligeramente por detrás a nivel de ventas globales –31.225.020 euros frente a los 29.225.020 ingresados en Ferrol-Ortegal–. Esto responde, en buena parte, a la poca presencia del pino en la comarca, que con 2.422.516 euros se sitúa como la segunda peor de la provincia, solo superada por Barbanza.


Desde la AFG se recordó, no obstante, que el sector forestal fue uno de los menos afectados por la pandemia, apuntando que “fóra dos primeiros meses de confinamento (...), comunidades de montes e propietarios particulares mativeron no 2020 a xestión do monte dun xeito similar a outros exercicios, continuando cos traballos silvícolas, accións de prevención de lumes, plantacións e cortas habituais”. Del mismo modo, la entidad apuntó que el eucalipto continúa siendo la especie predominante en las explotaciones de los montes gallegos, suponiendo el 58% del total. Del resto, el 39% responde a los pinos y el 3% restante a frondosas caducifolias, que no se separan por especie dado su escaso impacto comercial.

Ferrol se une a las protestas contra el nuevo plan forestal de la Xunta