Casado reúne a la Junta Directiva del PP para reafirmar su proyecto de unión tras las mociones y bajas en Cs

El presidente del PP, Pablo Casado | E. PARRA
|

El líder del PP, Pablo Casado, reunirá este martes a la Junta Directiva Nacional del partido, máximo órgano entre congresos, para preparar al PP ante la campaña madrileña y reafirmar su proyecto de reconstrucción del centroderecha tras dos semanas convulsas que han agitado el tablero político, según han informado a Europa Press fuentes "populares".


La cita se produce un día después de que arranque en las Cortes de Castilla y León la moción de censura que ha registrado el PSOE contra el "popular" Alfonso Fernández Mañueco. Aunque el PP confía en que no prospere esa iniciativa, la decisión de la procuradora de Cs por Salamanca María Montero Carrasco de dejar su grupo -no ha renunciado a su acta- ha dado alas a que los socialistas puedan aún recabar apoyos para desbancar al actual Ejecutivo autonómico.


La Junta Directiva Nacional del PP está formada por casi 400 miembros y debe reunirse "al menos una vez cada cuatro meses". Sin embargo, las restricciones impuestas por la pandemia han relajado ese calendario que fijan los Estatutos, dado que este órgano no se ha convocado desde finales de agosto, tras el relevo de la entonces portavoz parlamentaria Cayetana Álvarez de Toledo.


Los "barones" territoriales, parlamentarios y cargos provinciales del PP asistirán a esta reunión de forma telemática, pero el comité de dirección -que preside Casado junto al secretario general, vicesecretarios y portavoces del Grupo Popular- sí que asistirá presencialmente a la sede de la formación, según han precisado las fuentes consultadas.


"EL PP, PUNTO DE UNIÓN DE UNIÓN FRENTE A SÁNCHEZ"

Después de que la moción de censura que registraron en Murcia PSOE y Cs el 10 de marzo haya puesto patas arriba el escenario político, Casado quiere lanzar un mensaje de unidad a los suyos y reafirmarse en su tesis de que el PP es la "casa común" del centroderecha.


"El PP es el punto de unión de todos los que no quieren que el sanchismo siga gobernando en España", aseguró el pasado jueves desde Cartagena (Murcia) tras asistir a la votación de la fracasada moción de censura contra Fernando López Miras.


Y ése será uno de los principales mensajes de Casado este martes ante la plana mayor de su partido y en la campaña madrileña para apoyar la candidatura de Isabel Díaz Ayuso. En Génova quieren que cale ese mensaje entre el electorado, en un momento en el que cargos del partido y analistas políticos ven factible que Pedro Sánchez opte por un adelanto de las elecciones generales.


GOTEO DE FUGAS EN CIUDADANOS

La frustrada moción de censura ha provocado un alud de fugas en Ciudadanos, con una quincena de cargos que han abandonado o han sido expulsados del partido. El PP se ha aprovechado de ese escenario fichando a cargos como el exsecretario de Organización del Cs, Fran Hervías, al que se atribuye haber desactivado la moción de censura en Murcia junto a Teodoro García Egea y apoyar la desbandada de cargos del partido naranja.


El PP abre sus puertas a afiliados y dirigentes de Ciudadanos, pero también a "desencantados" con Pedro Sánchez y votantes de Vox. De hecho, el terremoto murciando ha llevado a que disidentes del partido de Santiago de Abascal puedan integrarse ahora en el Gobierno de López Miras, ya que con ellos se está negociando la Consejería de Educación.


"Estos diputados ya no son parte de Vox. Han explicado que aplauden el objetivo del PP de reunificar el centroderecha y han afirmado que quieren formar parte del proyecto de López Miras de estabilidad", explicó este viernes el vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Montesinos.


EL CAMBIO DE SEDE Y EL ABANDONO DE GÉNOVA 13

La Junta Directiva Nacional del PP también debe dar luz verde al cambio de sede, pero fuentes del partido no han confirmado por el momento si este punto formará parte del orden del día de la reunión de este martes.


El líder del Partido Popular, Pablo Casado, debe contar con la autorización del máximo órgano del partido entre congresos para trasladar la sede del partido de la calle Génova, según establecen los propios Estatutos de la formación.


El pasado 17 de febrero, tras el batacazo electoral de las catalanas, Casado sorprendió a todos con el anuncio de que el PP abandonará la sede de Génova para romper con el pasado. "No debemos seguir en un edificio cuya reforma se está investigando en los tribunales", argumentó, en alusión al juicio que ha arrancado en la Audiencia Nacional por el presunto pago de las reformas de la sede con dinero negro y por el que el extesorero del partido Luis Bárcenas se enfrenta a más años de prisión. 

Casado reúne a la Junta Directiva del PP para reafirmar su proyecto de unión tras las mociones y bajas en Cs