Continúa el descenso de casos activos y de pacientes ingresados en el área sanitaria

Los ingresos en el Marcide volvieron a descender y son 19 pacientes | j.m.
|

El área sanitaria de Ferrol tenía en las cifras oficiales de ayer 213 personas con un diagnóstico activo de coronavirus (siete menos que en la jornada anterior). La mayoría de ellas (194) permanecen en sus domicilios y 19 (una menos) necesitan atención hospitalaria, con cinco pacientes en la Unidad de Cuidados Intensivos.


Los nuevos casos detectados en 24 horas también bajan, con seis diagnósticos realizados con PCR, manteniendo una tendencia prácticamente plana, después del gran descenso de la tercera ola.


Los municipios que habían subido sus cifras también paran ese crecimiento e incluso empiezan a bajar. Ferrol todavía tiene 72 positivos en dos semanas (aun así es un descenso respecto al día anterior) pero la caída es drástica si se mira solo la última semana, donde hay 26 diagnósticos en siete días, frente a los 41 que se indicaban en la jornada previa. Vuelve así a la línea descendente que marcaba antes de este breve repunte. También Neda indica un freno en los casos, con 14 positivos en dos semanas frente a los 17 que registraba ayer. A siete días baja igualmente de 13 casos a 12.


Los otros dos concellos de la zona que empezaron el nuevo período de desescalada con un nivel de restricciones medio, Mugardos y Valdoviño, también han mejorado su incidencia. Mugardos se sitúa por debajo de los 50 de incidencia acumulada para 100.000 habitantes y Valdoviño está entre 50 y 150.


Otro rasgo de la buena evolución es que pasan a ser ocho los concellos que no han registrado casos en dos semanas (en una semana son diez). Ares se suma a esta lista, a la que, si las cifras siguen como hasta ahora, podrían unirse en breve Cabanas y Cedeira.


El reto actual es el de mantener la apertura gradual de la hostelería y de la actividad social y, a la vez, el descenso de casos activos. Este fin de semana de tres días será un test de cara a la Semana Santa, con la idea de evitar a toda costa una cuarta ola.

Continúa el descenso de casos activos y de pacientes ingresados en el área sanitaria