Todo el centro de A Magdalena contará con plazas de aparcamiento regulado

El aparcamiento en la calle Magdalena estará reservado a residentes | d. alexandre
|

Proteger a los peatones y los usuarios más débiles –menores, personas con movilidad reducida, mayores, etc.– en la ciudad es el objetivo de la ordenanza reguladora de tráfico con la que hasta ahora no contaba Ferrol.


Medidas relacionadas con la fluidez, la distribución del tráfico o el reparto de estacionamientos y otras para nuevas situaciones como la aparición de vehículos de movilidad personal se recogen en el nuevo reglamento que ha elaborado el ejecutivo local con la colaboración de la Policía y que ahora se ha presentado a los grupos municipales y a la ciudadanía en general para la aportación de sugerencias y su estudio antes de su aprobación.


Se espera que la ordenanza pueda entrar en vigor este año y sea aprobada en pleno en verano, si bien los plazos dependerán del proceso de negociación.


Aunque las medidas son muchas –puede consultarse la ordenanza en la web municipal y presentar sugerencias en ordenanzadetrafico@ferrol.es o en el registro municipal– lo que más llama la atención del conductor y el peatón es la puesta en marcha de la conocida como ORE.


Las zonas de estacionamiento limitado por horario, carga y descarga, parking exprés, residentes y las nuevas bebé-paradas estarán presentes en esta ORE, que dejan el centro de A Magdalena, en el espacio comprendido en el anillo que conforman las calles Sol, Arce, Iglesia, y Lugo, con todos los espacios de estacionamiento regulados por alguna de estas reservas, ya sean horarias o de colectivos.


De este modo, todas las calles verticales serán destinadas a residentes, carga y descarga o parking exprés, con el fin de que no haya un continuo tráfico de vehículos en las intersecciones con las calles peatonales, ya que en ellas no se podrá aparcar de forma general.


Entre las novedades de la ordenanza se encuentra la ampliación de los horarios de carga y descarga, que funcionará en horario continuo de nueve de la mañana a siete de la tarde, debido a nuevas costumbres como el reparto a domicilio, de comidas, compras en internet, etc que, como explicó el concejal de Tráfico, Germán Costoya, “han llegado para quedarse y hay que adaptarse a las nuevas costumbres, que hacen más necesarios esos horarios de carga y descarga”.


La zona azul –unas 400 plazas– funcionará no solo en barrios como A Magdalena sino también en Esteiro o los Ensanches A y B. En todos ellos será gratuita y tendrá una permisividad de estacionamiento de 90 minutos. Por su parte, el parking exprés será solo de 30 minutos –zona naranja– y, en el caso de personas con movilidad reducida, aunque mantendrán igualmente sus plazas reservadas en la ciudad, se duplica la duración de aparcamiento en las zonas azul y naranja.


Con respecto a la zona verde, será de uso para residentes y, por el momento, solo funcionará en el barrio de A Magdalena –unas 500 plazas–, que se establece como zona 1 para posibles ampliaciones de la misma a otros barrios. Se sitúan en calles de preferencia peatonal en la que solo circularán los residentes o vehículos de reparto para hacer uso de sus plazas reservadas, en verde y amarillo, respectivamente.


En esta nueva ORE se añade un color, el morado, y, por tanto, una nueva reserva de plazas de estacionamiento –las bebé-paradas–, destinadas a mujeres embarazadas o a bebés de hasta un año de edad, que permitirá a quien los acompañe estacionar en esas zonas reservada. Son, por el momento, un total de 26 plazas moradas. Además de en los distintos barrios, se habilitarán esos espacios en las inmediaciones de centros sanitarios con pediatría como el Fontenla Maristany, el centro de salud de Serantes o el de Caranza.


En zonas de aparcamiento como el parking en superficie del CHUF se establecerá la zona azul y bebé-paradas, debido a la reciente apertura de una nueva zona de aparcamiento en las inmediaciones, con aparcamiento libre y gratuito.


Cada uno de esos colectivos deberá contar con su pertinente tarjeta identificativa para estacionar en sus plazas.


Además de la ORE, la ordenanza, cuyo debate público se inicia ahora, incluye otras regulaciones como la prohibición de vender coches en las vías públicas, estacionar vehículos de venta ambulante sin permisos o la permanencia de más de un día –en el mismo sitio– o de dos, –en el propio término municipal– para pernoctar en los vehículos. También se reservarán espacios para servicios hosteleros, con fines terapéuticos o asistenciales.


Hasta el 6 de abril podrán presentarse sugerencias, para que puedan analizarse antes de elevar a pleno la propuesta, que se espera cuente con el mayor consenso.

Todo el centro de A Magdalena contará con plazas de aparcamiento regulado