TERTULIAS AL CALOR DEL VERANO

|

En estas tranquilas y placenteras charlas veraniegas he constatado que el Papa Francisco ha despertado conciencias dormidas y la Iglesia ha adquirido un protagonismo tertuliano poco usual, incluida nuestra Diócesis que preocupa más de lo que podía pensar, hasta por sí desaparece; me sorprende para bien la preocupación que hay, que viene provocada por la deriva que está tomando, surgiendo la pregunta: ¿cuál es mi opinión sobre ella?
El caso es que desde hace unos tres años decidí abstenerme de comentar sobre nuestra Diócesis, porque sé que mis opiniones crean problemas a terceras personas, que nada tienen que ver con mis ideas, a las que quiero, aprecio y valoro mucho; la Diócesis no vale un solo disgusto.
La CE ha puesto el piloto automático con el rumbo que les interesa a unos pocos y los distintos obispos no han sabido o no han querido hacer su “Motín del Caine”, perdiendo liderazgo , convertidos en meros transmisores del jefe, escudados en un desmoralizante “nada hay que hacer” justificado por el voto de obediencia.
Nuestra Diócesis no se distingue de la mayoría y concretar aquí sus problemas hará más daño que bien y no conduce a sitio alguno; nada descubro que no se sepa. Pero en lo que es, no podemos olvidar nuestra responsabilidad. Consentimos y quien lo hace, admite. Los caprichos y desplantes de soberbios “párrocos todo terreno”  siguen donde siempre estuvieron. La coherencia se fue de vacaciones largas; los problemas y situaciones anómalas, continúan y se han convertido en normales. Reímos demasiadas gracias y cotilleamos, lo que reímos, cuando no nos ven
Saben mis cercanos que hace algún tiempo se me cansó la rabia, como dice la canción. Pero, insisto, el problema es más nuestro que de curas y obispos, con importantes déficits de personalidad, que no saben si van para “Rouco (por cierto, ¿dónde estaba en el funeral de las víctimas del accidente de tren?), o al contrario”.
Sí les digo la verdad, me importa poco como está nuestra Diócesis y si va seguir siendo tal. El caso es que tiene varios asuntos polémicos que solucionar. Pero no lo hará, ni los reconocerá.
entre.todosdf@gmail.com

 

TERTULIAS AL CALOR DEL VERANO