El precio del Brexit del que no se habla

|

La fijación de Boris Johnson por lograr salir de la Unión Europea, cueste lo que cueste, amenaza no ya a la economía del Reino Unido, sino a su propia estructura territorial. Escocia ya anunció su intención de no abandonar la UE aunque para ello tenga que convocar un nuevo referéndum de independencia. Y, por el otro lado, Irlanda puede verse abocada a una unificación que en su momento se evitó a cambio de la desaparición de las fronteras, que volvería en caso de que la salida de Inglaterra de Europa se produjera a las bravas y sin un acuerdo. Eso sí, Johnson sonríe como si no hubiera un mañana.

El precio del Brexit del que no se habla