La fiesta campestre del poco agrario Pablo Casado

|

AL hiperurbanita Pablo Casado, uno de los juveniles que desde hace una temporada juega en el primer equipo del PP, le dio por el ruralismo y se plantó en la Fiesta de la Trilla que se celebraba en el municipio palentino de Castrillo de la Vega. Allí quiso demostrar que quien sabe comprar una lechuga en un supermercado, lo sabe todo sobre el campo. Intentó arar, guiar un carro, enganchar un tiro de mulas, solo le faltó buscar una aguja en un pajar... Todo se quedó en intentos y su poca pericia en las labores campestres le valió a decenas de tuiteros para echarse unas risas. Aprovechando que Arteixo se ha metido de lleno en la agricultura ecológica, el alcalde, Carlos Calvelo, también pepero, podía invitar a su compañero de partido para que aprenda un poco y no vuelva a dar el cante.

La fiesta campestre del poco agrario Pablo Casado