Las vergüenzas de Podemos

|

el drama venezolano, la tragedia de aquella nación y aquel pueblo, tan sentido por los españoles y estos, esperemos, últimos estertores de lo que ha devenido en dictadura y en sangrienta tiranía, han tenido en nuestro país un efecto de no pequeño calado. Han servido para retratar a una izquierda con las vergüenzas al aire. Clamorosa en sus proclamas de ayer, aunque torticeramente ocultada en sus trinques y dineros, por Podemos, aunque ahora Errejón borre tuits a centenares e Iglesias fingiera hacer unos pucheros de pena y el PSOE siguiera en su juego de una doblez agusanada con Zapatero convertido en pajecillo de Maduro y con Sánchez engolando spot en la nieve otorgando plazos y legitimidades al tirano. Aunque si finalmente el presidente hace lo que ya debía haber hecho y liderado en vez de retrasar, habremos de congratularnos.
Pero el destape de los podemitas y sus apéndices ha resultado estremecedor. Se han puesto del lado de la dictadura y acusado de golpista al pueblo venezolano, que arrolló en las urnas, constituyó una Asamblea Nacional a la que el chavismo ha querido destruir y cambiar por una especie de órgano designado por los “suyos”. La patochada de unas elecciones donde la oposición no participó, pues la mayoría estaba presa, ni tampoco un enorme porcentaje del pueblo, la comunidad internacional entendió como un fraude, pues tenían la calidad democrática no consiguieron legitimar a un Maduro traspaso la línea hacia la dictadura. La Asamblea nacional, ha optado por Guaidó como presidente interino para pilotar el país hacia unas elecciones y el retorno de las libertades.
Esta es la disyuntiva. Dictadura y democracia. Todo lo demás son excusas. Y en el caso de España y de Podemos lo que enseñan son la entrañas de un maridaje del que un día se alardeaba a voces, luego callaba ,pero que emerge en su obscena componenda. Sus dirigentes, Iglesias, Errejón, Monedero, Bescansa sirvieron y cobraron, más de 7,2 millones de dólares hasta 2014 a aquel régimen. Y siguieron cobrando de manera taimada como aquellos 425.000 dólares que se ingresaron en las cuentas de Monedero y que para la prensa que siempre les ha otorgado bula el único problema era que no habían cotizado a Hacienda y ello quedó en un pis-pas resuelto. ¿Pero y por qué los habían pagado con dinero público, no sería por aquella milonga de la moneda fantasma y a qué bolsillos llegaron? ¿A los de Monedero?. ¡Vaya pastón de millonario por nada! O a su organización ¿y a eso cómo le llamamos?
Por cierto, el papel de Monedero no era baladí. Era un relevante miembro del entorno más cercano a Chaves. En septiembre de 2008, Monedero se reunió en un hotel de Caracas en nombre del gobierno chavista, con un nutrido grupo de periodistas españoles. No hablo de oídas, yo estaba entre ellos. Tenía despacho en Miraflores y vivienda de lujo como correspondía a su cargo de jefe de la formación de Cuadros Bolivarianos en el Centro Miranda. Y sueldo mensual de más de 5.000 dólares. Podemos teme que si el régimen venezolano cae, los cascotes de su relación y sus dineros caigan también sobre sus cabezas. Y que el pueblo venezolano les exija que devuelvan lo que esquilmaron en complicidad con el régimen que les ha oprimido.

Las vergüenzas de Podemos