Cerna afila el bisturí

|

MARIO López Rico, heroico nacionalista coruñés –no es que sea el paje de Paco Vázquez, el coruñesismo hecho hombre, sino que andaba por María Pita como concelleiro del Beneguai, cuando el exembajador pasaba el rodillo–, tiene una peña de amigos a la que ha bautizado como Cerna. Se juntan para hacer una porra para los partidos de fútbol, para cenar y cantar canciones patrióticas, incluso comparten una Kangoo, y sobra espacio, cuando tienen que trasladarse para un acto de partido... Vamos, que entre ellos hay camaradería, tanta como la que parece que les falta con el resto de los partidos que integran En Marea, originariamente un espacio multicultural hispano-galaico y ahora sabe Dios qué. Solo hay que ver su última propuesta para darse cuenta de que el buen rollito no les va nada. Pretenden que Anova, Podemos Galicia, Esquerda Unidad y ellos mismos se disuelvan y el partido instrumental se constituya en una formación de adscripción individual. ¡Qué difícil lo ponen todo! Menos mal que son pocos.

Cerna afila el bisturí