Premios inesperados

|


LA nueva política es igual que la vieja. En esto los electores lo tienen claro: xente nova e leña verde... así que es preferible el vino añejo que el resacoso sin crianza, que a fin de cuentas todo es burbujas. La gestión municipal de las mareas no tuvo el premio esperado y, en el caso ferrolano, el reconocimiento se lo llevó el socio (la socialista), aunque en formato semiseco, pero que ya ha puesto a enfriar el brut, porque en breve toca salir a la calle. Es que lo de reclamar las instituciones para el pueblo no acaba de fermentar. Los electores quieren ver el vaso lleno y la botella cerca. No es necesario realizar una cata vecinal para aprobar el desbroce de un camino, pero en ello están....

Premios inesperados