La mojadura de Villares

|

LA foto de Feijóo en 2006, vestido de sport moda PP, empuñando una manguera en Meis y remojando los rescoldos de uno de los muchos incendios que en ese momento asolaban Galicia ha sido utilizada repetidamente por la oposición, la actual oposición, que por entonces gobernaba, para tratar de desgastar al ahora presidente de la Xunta, que por entonces estaba en la oposición. La iniciativa ha tenido poco éxito como técnica desgastadora, pues desde aquella época el premier no ha dejado de encadenar triunfos electorales. Y le ha debido de coger cariño a la manguera, porque la ha sacado en el Parlamento y le ha pegado un remojón impresionante al exjuez y virtuoso de la gaita y la zanfoña Luís Villares. El mareante lo atacó por la vaga de lumes, se fue de chulito y afirmó que el Gobierno había estado de vacaciones. El bombero Feijóo lo destrozó con agua a presión, pues, tras negar que sus conselleiros hubiesen estado de fiesta, le recordó que había llamado a todos los líderes de la oposición, pero que a él fue imposible localizarlo hasta la una de la mañana. ¿Dónde estaría?  

La mojadura de Villares