El entramado ferrolano

|

En los últimos años se articuló en Ferrol un entramado jurídico-empresarial que condicionó, y todavía condiciona la actividad del Concello, orientando la gestión municipal hacia intereses particulares. Desmontarlo es difícil porque políticamente es transversal y sabe asustar.  
En este contexto, se entiende mejor la decisión del alcalde de romper el pacto para promover un giro conservador a la política municipal y evitarse líos. 
Además, la postura de la agrupación socialista contra la ilegal ubicación de Reganosa, así como haber impedido a la empresa del exministro Miguel Arias Cañete practicar el “bunkering” (gasolineras flotantes) en el interior de nuestra ría, se ha traducido en la incorporación de nuevas fuerzas a la ofensiva, algunas por puro instinto de venganza personal. 
Fuego amigo a mansalva, Juego de Tronos para aprendices de Maquiavelo, demasiados lemas y escasa ideología. 

El entramado ferrolano