Un resultado alarmante

|

YA es raro, pero en esta ocasión no se puede culpar a Martiño “2.0” Noriega de un grave problema que sufre Santiago. La Policía Local compostelana realizó entre los días 6 y 12 de este mes una campaña especial de controles de alcoholemia y drogas, que arrojó un resultado sobrecogedor: el 22% de los conductores dieron positivo por estupefacientes. Su conducta no admite disculpas, ni aunque aleguen que se drogan para superar el miedo a las ducias e ducias de fochancas que se han abierto en las calles santiaguesas por la falta de mantenimiento a la que la Marea del Sar ha condenado a la ciudad.

Un resultado alarmante