Mariano no sabe

|

¿Recuerdan la película “El hombre que sabía demasiado”? y que, curioso ¿no?, resulta que no tenía idea de nada. 
Bueno pues en la SER, la pasada semana, el presidente de cuarenta y siete millones de sufridos ciudadanos, el jefe de soldados, policías, fiscales, médicos, maestros, etc., aseguró que “pidió explicaciones al PP sobre el dinero negro y nadie sabía nada. Él, tampoco”.
Resulta que al enviar los anónimos a Bárcenas, pidiéndole paciencia y silencio, no conocía un fraude que ya era público.
Asegura que cuando en la tele “sacaban” esposado al que fue secretario de Organización del PP en Galicia ni sabía, ni le contaban, ni sospechaba nada. 
Tampoco conocía el déficit de las autonomías de Madrid, Valencia y Murcia, gobernadas por importantes barones de su partido. Nada conocía del señor Fabra (otra vez delante de los tribunales) cuando inauguraba aeropuertos sin aviones o le tocaba la lotería la víspera de los sorteos.
Y nada sabía de la vida y milagros de Matas, al que quería copiarle su “modus operandi” en el Gobierno balear. Y no tenía idea de cómo le llenaban las plazas de toros en Valencia a la vez que arruinaban al país y a él le pagaban –Bárcenas dixit– los trajes para salir al ruedo.
Nada sabía del cambio climático, pues su primo estaba despistado o de los sobresueldos, pues ni su cuñado, hoy candidato, o su padrino (RIP) mandaban en autonomías y, por tanto, en las cajas fueran de la letra que fuesen.
Mariano, el jefe de la policía dependiente del Gobierno, se dedica a filtrar a los periódicos fotos de jueces; el que maneja –a través de Montoro– Hacienda y su Agencia Tributaria y que nombra al fiscal general no sabe nada.
No sabe que Bruselas, el Fondo Monetario Internacional y otros organismos internacionales le piden que cambie de rumbo y le critican sus políticas de desigualdad y su desprecio a las víctimas del terrible golpe de Estqdo que dejó en las cunetas a miles de españoles que defendían un gobierno constitucional.
No sabe que Cáritas –que no figura en la internacional comunista, me parece– pide auxilio y que las encuestas hablan de miles de niños malnutridos.
No sabe que hay dos millones de familias sin ingresos, otro millón largo de parados sin subisidio y tres millones de niños con hambre.
Pues ahí está. ¡Patético, no? ¡Increíble! ¡Inaudito! ¡Bochornoso!

Mariano no sabe