¿UN TRASPASO EJEMPLAR?

|

Al PP le han metido un gol por toda la escuadra. La exministra Elena Salgado se cansó de repetir que España cumpliría sus objetivos de situar el déficit público en el 6%. La última vez dos días antes de las elecciones. Ahora el nuevo ejecutivo se ha topado de bruces con la cruda realidad que obliga a dolorosos esfuerzos adicionales. Y es que del PSOE hay que fiarse lo justo. No tienen escrúpulos a la hora de maquillar las cifras, ocultar la realidad y pervertir el lenguaje. Los conocemos bien. Son los mismos que negaron la crisis y que quisieron narcotizarnos con  los “brotes verdes”.
En definitiva, debemos 20.000 millones más de lo previsto y afrontamos serias dificultades para que nos presten un dinero que necesitamos y no tenemos. Es evidente que si queremos salir de la crisis, lo primero es sanear las cuentas públicas y ganar en credibilidad para conseguir financiación a un precio razonable.
Mientras no lo logremos, cualquier medida para mejorar la economía será como intentar vaciar el mar con un caldero agujereado. Pese a esta evidencia, algunos siguen instalados en sus trasnochadas trincheras ideológicas, diciendo que todo es exclusivamente una conspiración diabólica para liquidar nuestro Estado de Bienestar. Pero quienes lo ponen en peligro de verdad son los “trileros” de cualquier color político que gastan lo que no tienen, dejan de pagar lo que deben y ocultan pufos en los cajones. Por eso bienvenida sea la medida anunciada por el Ministro Montoro de exigir responsabilidades penales al que cometa estas fechorías.

¿UN TRASPASO EJEMPLAR?