SALARIO “DA LIBERDADE”

|

Se llama así por motivos obvios. Y, según los medios de comunicación en La Coruña se está concediendo con cierta tacañería. Es decir, que solo una de cada cinco mujeres maltratadas cobra el “salario da liberdade”. La Xunta ha concedido ayudas a 94 de las 490 coruñesas que, víctimas de violencia de género, han conseguido órdenes de protección.

Y conste que la partida destinada a esos efectos aumentó un 27% en un año. He aquí los requisitos para solicitar la subvención: pueden acceder al salario de la libertad las víctimas de violencia de género que hayan cesado la convivencia con su agresor, que presenten una denuncia judicial y que puedan demostrar que no perciben otro tipo de ayuda pública. Deben estar empadronadas en Galicia o tener permiso de residencia en el caso de ser extranjeras.

El máximo de dinero que puede llegar a recibir una maltratada frisa en 800 euros al mes. Se trata de garantizar a las víctimas de malos tratos una paga mensual durante un año que les permita salir del agujero moral y económico e intentar comenzar una nueva vida. De llevar a término estas gestiones se encarga la secretaría xeral de Igualdade. .

Este salario fue implantado, en su momento, por el gobierno bipartito y en muchísimos casos sirvió de apoyo para que miles de mujeres reconstruyesen una vida que individuos irracionales habían destrozado. Hace cinco años que este salario fue implantado en Galicia, tras haber sido aprobado por el Parlamento y la queja más gruesa que esgrimen las beneficiarias es el retraso en los trámites de concesión, circunstancia que admiten los trabajadores sociales que gestionan la subvención. En 2011 se endurecieron en Galicia los requisitos para cobrar el salario de la libertad. La Xunta dejó de pagar la ayuda a las mujeres maltratadas que tuviesen ingresos superiores a 1.200 euros mensuales, lo cual redujo casi en cuatro puntos el número de receptoras. Ahora el límite de ingresos está en 1.198,13 euros.

El Gobierno gallego compensó entonces este recorte con el incremento de la partida destinada al salario de la libertad en la convocatoria 2011, 2012, reservando a éste 2.090.000 euros. Se trataba de extender las posibilidades de la Administración gallega para llegar a más víctimas, y las más indefensas y dependientes económicamente. Y ahora pregunto: ¿Y de los hombres maltratados, que los hay, qué?

SALARIO “DA LIBERDADE”