Prohibida la felicidad ajena cuando hay huelga

|

LA folga de la Xusticia patria ha provocado ya la suspensión de varios millares de actos judiciales y la cosa amenaza con seguir, ya que el acuerdo entre las partes (Xunta y sindicatos) parece más que lejano. Desde el Gobierno gallego aseguran que no pueden asumir una subida salarial como la que reclaman los trabajadores (del 16%, entre 3.000 y 5.000 euros anuales). Y, desde el otro lado, afirman que el dinero es lo de menos y citan insistentemente otros cuatro puntos en los que no hay acuerdo (aunque desde la Xunta se asegura que en tres de ellos ya sí y en el cuarto casi). Así pues, son pocos los que dudan de que al final todo es un problema de euros y, mientras tanto, los piquetes se dedican a amargar la existencia a las parejas que acuden a casarse, ya que, cuando se está en folga, están prohibidos por obra y gracia de los megáfonos, los días felices.

Prohibida la felicidad ajena cuando hay huelga