FBI

|

En la película “Jungla de Cristal I”, irrumpe el FBI diciéndole a la policía de los Ángeles que ellos ya no mandan; “eso se acabó” son sus palabras exactas. Es lo que parece que piensa el PSOE cada vez que le aparece alguien por la izquierda, además de restregarles una cierta aristocracia democrática y de izquierdas. Que los juegos revolucionarios y esas niñadas están bien, pero ellos saben lo que tienen qué hacer y qué decir para doblegar a la derecha, es decir, ellos son los depositarios del pedigrí. Estos días Verstrynge está avisando a Podemos de que tenga cuidado con el PSOE, que nunca cumple lo que promete y que todo por escrito. Cuando un partido dice una cosa y la contraria, ya se sabe, se vacía y pierde credibilidad. Lleno de dirigentes más pragmáticos que otra cosa es difícil que los socialistas tenga un discurso claro, ni siquiera el de la humildad de reconocer errores y desconciertos. No se puede subir y bajar al mismo tiempo. Esa tendencia paternalista con todo los que se sitúe a la izquierda empieza a ser, cuando menos, repelente.  

FBI