La versión china del Euskadi Buru Batzar

|

LOS vascos tienen fama de ser buenos cristianos. Tanto uso daban a las dependencias eclesiásticas que llegaron a fundar ETA en una sacristía. Sin embargo, los bilbaínos que viven cerca de la iglesia de Cristo Rey o son unos descreídos o como mínimo unos malos cristianos, pues el obispo ha decidido vendérsela a un grupo de inversores chinos. El templo estaba ahogado por las deudas y a los servicios religiosos asistían el cura y cuatro gatos. Los orientales se fijaron en la parroquia por su gran superficie –1.000 metros cuadrados– y montarán allí un bazar. Veremos si no lo bautizan como Euskadi Buru Batzar.

La versión china del Euskadi Buru Batzar