Una decisión nada estratégica

|

La ruptura de los rupturistas ha dejado de ser un juego de palabras para convertirse en una realidad visible y palpable en el Parlamento gallego. Villares y otros tres fieles han formalizado su ingreso en el grupo mixto y han convertido, con ese gesto, al PSOE en principal fuerza de la oposición, justo en el momento en el que los socialistas preparan el desembarco de Caballero en la cámara gallega. Desde luego ha sido un esperpento político que solo sirve para debilitar a los mareantes, podemitas y demás hierbas, en un momento crítico, ya que las elecciones autonómicas están ya muy cerca. Ellos sabrán...

Una decisión nada estratégica