As jotas de herbas derrotan al gin tonic

|

Os espanhois din: “Comer sin vino, comer mezquino”. El vino era tan perralleiro por Galicia hasta hace unos años que casi era mejor comer con agua, o por lo menos echándole gaseosa –Casera, en la fala dos espanhois–. En cambio, las jotiñas no podían faltar al final de cualquier comida enxebre. De herbas, licor café, incluso ajuardiente blanca... la tradición es la tradición. La moda del gin tonic amenazaba con acabar con el clasicismo, más del otro lado de Pedrafita que de este, pero todo vuelve a la normalidad. Los datos oficiales revelan que profesionales del gin están acabados y que resurge el licor... ¡Viva el alambique! 

As jotas de herbas derrotan al gin tonic