Reganosa y el covid-19

|

En circunstancias normales, Reganosa habría cerrado un mes después de la celebración de las elecciones autonómicas, pero la pandemia lo ha trastocado todo, hasta el extremo de que Transición Energética le ha concedido los avales para seguir operando. Se nos dirá como excusa que en la perspectiva de reconstruir la economía, no se puede prescindir de una planta que puede fabricar hidrógeno verde, aunque esté a un kilómetro de Ferrol y de una base militar naval, aunque haya encadenado varias condenas judiciales, y aunque use un combustible contaminante como el gas,

Lamento que ciertas prácticas empresariales público-privadas vuelvan a salirse con la suya, y me permito recordar que si esta planta tiene un accidente y estalla, aquí no se salva ni dios.  Mientras, en un ejercicio de responsabilidad, seguiremos debatiendo en las redes sociales si la plaza de Armas se embarra o no cuando llueve.

Reganosa y el covid-19