De jefe de la patronal gallega a pluriempleado

|


LA vida de José Manuel Fernández Alvariño ha experimentado un cambio radical desde que los empresarios forzaron su renuncia a la presidencia de la patronal gallega. El pobre es ahora un pluriempleado que se desloma trabajando como vocal del Colegio de Abogados de Vigo, miembro del patronato del Instituto Ferial de Vigo, tesorero de la Cámara de Pontevedra, Vigo y Vilagarcía, presidente del Salón del Automóvil de Vigo, integrante del comité ejecutivo de Navalia, presidente del Club Financiero de Vigo, de Produalsa y del grupo Alvariño Inversiones... O sea, más o menos como los pluriempleados a los que interpretaba Alfredo Landa en el cine y que consumían su poco tiempo libre en perseguir suecas.

De jefe de la patronal gallega a pluriempleado