Coñas marineras

|

El arranque del caso Nóos, es un claro ejemplo de que la justicia en España, como dijo en su día Carlos Lesmes, Presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial “Está hecha para robagallinas”. La conducta profesional del fiscal Horrach, por muy legal que sea; y la postura de Hacienda en este desgraciado asunto, me parecen penosas. Recuerdo al ministro de hacienda, el ínclito Cristóbal Montoro, fomentar ldenuncias anónimas de ciudadanos  si conocían  a defraudadores para su persecución fiscal, no era más que una coña marinera. Y que el fiscal Horrach suscriba a la abogada que dijo “que hacienda somos todos, no es más que una frase publicitaria” con objeto de absolver de delito a la Infanta esa, me trae a colación otra frase publicitaria dicha por el jubileta Rey Juan Carlos. Aquella de que la justicia es igual para todos. Otras dos coñas marineras de las que estamos hasta los huevos.  

Coñas marineras