BATEAS QUE NO FUNCIONAN

|

El fracaso del sistema de reinstalación del marisco de la ría en las bateas dispuestas por la Xunta en la ensenada ferrolana de San Carlos ha llevado a los principales responsables de las cofradías locales a pedir al gobierno gallego su retirada. El método, lejos de potenciar la extracción y comercialización del producto, con una más que optimista perspectiva, según apuntaba la Consellería de Medio Rural e Mar, para mejorar los resultados económicos de los pósitos, ha logrado precisamente todo lo contrario. Solo en el caso del de Ferrol, las pérdidas derivadas de la elevada mortandad del marisco reinstalado o de la posibilidad de proceder a ello ante le existencia de toxinas, como sucedió la pasada semana –lo que obligó a resembrar la almeja extraída– se cifraron en 30.000 euros en lo que a 2013 se refiere. El déficit no puede ser más negativo si se le suma la complicada situación del sector, fuertemente dependiente de los episodios de contaminación que, de modo recurrente, aparecen en las zonas de extracción. El proyecto de Mar, que inicialmente tenía como destino Viveiro, fue rechazado por los profesionales del sector en Lugo, que consideraban elevado el riesgo de contaminación y, en consecuencia, la puesta en peligro de la producción. Urge por lo tanto atender las reclamaciones de los pósitos locales.

BATEAS QUE NO FUNCIONAN