FOMAR Y EL PACÍFICO

|

Al capitán de navío José Enrique Lechuga le conocí ahora hace casi veinte años cuando un amigo común nos presentó una tarde de tertulia en una cafetería de Madrid.
Rápidamente conectamos. Es una persona de una vitalidad y simpatía extraordinarias. El primer evento al que me invitó, fue a la cena-homenaje que organizó en el ya desaparecido restaurante de la plaza matritense “de los Delfines” (“Mayte Commodore”), donde se nombró miembro de honor de la Fundación a Miguel de la Cuadra Salcedo. Recuerdo de aquella velada el brillante discurso del celebérrimo aventurero y periodista, y la numerosa presencia de importantes empresarios que no dudaron en acudir al lucido evento.
Viene a cuento que me acuerde de Fundación Iberoamericana para el Fomento de la Cultura y Ciencias del Mar” (Fomar) porque hace unos días se organizó en la sede de la “Fundación Mapfre” sita en el Paseo de Recoletos de Madrid, un ciclo de conferencias titulado “Presencia naval española en la Mardel Sur en el Quinto Centenario del descubrimiento del océano Pacífico”.
La elección de los ponentes no ha podido ser más acertada, así, en el folleto que la Fundación Mapfre me hizo llegar en su día, vi al capitán de navío Mariano Juan Ferragut, cuya intervención tuvo lugar el jueves 3 de octubre y donde disertó sobre el “Galeón de Manila”. No menos sugerente fue la charla que a continuación dio el ferrolano (también capitán de navío en la reserva) Marcelino González que versó sobre el periplo de la fragata acorazada Numancia en aquel océano cuando verifico su vuelta al mundo, primera realizada por un buque acorazado en la historia naval.
Remarcar las facilidades que la fundación Mapfre ha dado al evento, habilitando la entrada libre, lo que ha dado la oportunidad a muchos de conocer las magníficas instalaciones que la importante compañía de seguros tiene a disposición de la cultura en general, y naval en particular, en pleno centro de la capital.

FOMAR Y EL PACÍFICO