La disciplina es una buena manera para tratar de salvar el puesto

|

MANUEL Fraga, promotor de Pilar Cancela –él la nombró directora xeral de Relacións Laborais–, siguió siempre por el carril derecho, pero ella prefirió circular por el izquierdo. Algo parecido le ocurre ahora a la jefe de la franquicia enxebre del PSOE con su pupilo Xoaquín Fernández Leiceaga. Ella continúa erre que erre con que la abstención supone una ruptura con lo que piensan las bases del partido, mientras que él asegura que “toca respetar” la decisión del Comité Federal. Xocas, como se le conoce desde sus tiempos en el Beneguai, es, precisamente por esa formación bloqueira, disciplinado y sabe que el que manda, manda y a los demás les toca obedecer, así que ha optado por la sumisión. Quizá así hasta salve su puesto de voceiro parlamentario, mientras que a lo máximo que podrá aspirar Cancela es a ser una militante de base.

La disciplina es una buena manera para tratar de salvar el puesto