INCOMPLETAS

|

Parece que los tiempos electorales cambian las actuaciones sobre las cosas y así, quejándose siempre de que no hay dinero, en esta época no sabemos de donde ha salido tal cantidad de euros para hacer frente a tantas y tan costosas obras como se están realizando. Pero las prisas no son buenas para hacer las cosas bien y lo estamos viendo con la cantidad de actuaciones incompletas que observamos. Veamos algunos ejemplos. Porta Nova –gafado– con una lentitud pasmosa acometió una renovación de fachada. Lleva desde Navidades sin completar el perímetro y, lo más grave, le falta la parte de abajo que debería sostener el conjunto. Un peligro al menos aparente. Carretera de Castilla. Se solucionó el tema de las raíces de los árboles, pero solo en uno de los tres tramos afectados por haber quedado huérfanos en la reurbanización general. Resultado: ancho de acera menguado. Y la calzada cada día peor en la zona más transitada. Y así podíamos seguir. ¿Cuándo haremos algo completo? Lo ignoro.

 

INCOMPLETAS