FIESTAS DE VERANO

|

Como bien es sabido, sobre gustos no hay nada escrito, argumento más que obligado para evaluar unas fiestas de verano en Ferrol que, si para unos son buenas, otros no dejan de echar en falta novedades y alternativas diferentes. En cualquier caso, lo obligado es divertirse y hacerlo con auténtico sentido cívico; no vaya a ser que lo que tanto ha costado sacar adelante, como es la plaza de España, acabe hecho un erial tras el paso de los asistentes a los distintos conciertos. El tiempo, y los hechos, lo dirán. Sentido también a la hora de beber y de respetar al vecindario, algo que también, sin duda, se agradecerá. En cualquier caso, tiempo para pasarlo bien.

FIESTAS DE VERANO