Mi patria es el pueblo

|

PPor qué le llamarán patria a esta piel de toro? El toro es viejo en representaciones picarescas. Condimentadas en trastiendas y pasadizos de alcantarillas como raposos mofándose de las leyes.
Aborrezco las grotescas risas de los pútridos payasos sobreactuando en escenas judiciales, políticas y parlamentos. No. No deseo patria, ni bandera ni religión, que son las que decapitan las libertades del pueblo. Un pueblo sediento de políticos trabajadores, serios y honrados. No. No ansío patria, bandera o religión. Ambiciono una tierra sin colores ni bendiciones que dé cobijo a todos los ciudadanos por igual.
Mi patria, bandera y religión es un futuro abierto a la luz del horizonte. Trabajo remunerado y digno para el cien por cien de los españoles, una vivienda decente, seguridad social pública, educación pública no politizada y una justicia activa, independiente y defensora de los derechos humanos.

 

Mi patria es el pueblo