El brindis que no se produjo en Zamora

|

La carrera política de Rosa Valdón iba lanzada. De alcaldesa de Zamora había saltado a la vicepresidencia de la Junta de Castilla y León. Pero en setiembre de 2016 se frenó en seco. Tráfico la cazó triplicando la tasa de alcohol. Era la segunda vez en la que la cogían medio peneque al volante y presentó su dimisión. Un lince de Ciudadanos la rescató de la penumbra y a dos días de las elecciones se la vio paseando por Zamora con el candidato naranja al Gobierno autonómico... El resultado fue desvastador: Francisco Guarido, cabeza de lista de IU, logró catorce de los 25 concejales del ayuntamiento. En la  sede de Cs no hubo brindis.

El brindis que no se produjo en Zamora