La ejemplar gestión de Martiño Noriega

|


LA Marea del Sar sigue adelante, inasequible al desaliento, con su plan para machacar a los santiagueses. Empezó a lo grande, llenando las calles de fochancas para convertirlas en la recreación gigante de un paisaje lunar y dejar clara su capacidad de destrucción. Después seleccionó más su objetivo y la tomó con los comerciantes de la zona histórica. A continuación le llegó la hora a los hosteleros; eso sí, los de la cuerda se libraron misteriosamente de las multas y se anularon las órdenes de cierre de sus locales; en cambio a los otros, duro y a la cabeza. El equipo de Martiño “2.0” Noriega hasta ha cerrado un bar por la falta de unos papeles que “casualmente” se habían perdido en el ayuntamiento. ¡Qué felicidad tener un alcalde así!

La ejemplar gestión de Martiño Noriega