Un descenso que aterroriza

|


O la crisis demográfica de Galicia es mucho más exagerada de lo que advierten las estadísticas y la comunidad ha perdido miles de habitantes más de los que reflejan las cifras oficiales, o la Marea, nasía pa’ganá, es infinitamente peor gestora de lo que hasta ahora había demostrado. Porque no es normal que la Regata de Grandes Veleros haya atraído este año al puerto a 132.199 personas –¡menuda exactitud!– y en 2012 se superase el millón. O sea, el descenso ha sido del 87%. Aun admitiendo que el PP hubiese exagerado en el balance de hace cuatro años y que en vez de más de un millón de visitantes fuesen “solo” quinientos mil, la diferencia seguiría siendo impresionante. Habrá que pensar, por lo tanto, que quienes aseguraron que la programación municipal que acompañaba a la Tall Ships Race era nefasta tenían toda la razón. Otro éxito, pues, que hay que anotar en la cuenta de Alberto Lema, concejal de Economía y Empleo, gracias a los conocimientos de ambas materias propios de los licenciados en Filología Inglesa.

Un descenso que aterroriza