Inconformismo (off topic?)

|

La injusticia es innata con la humanidad. Las diferentes religiones, influenciadas sin duda por las altas esferas del poder del momento, han intentado con sus doctrinas dar esperanza de una justicia divina o un paraíso idílico con los que consolar o esperanzar al pueblo sencillo, víctima siempre de sus abusos y atropellos.
El problema se ha planteado cuando ese obrero, campesino o empleado ha adquirido tanta o más cultura que quien los dirige, y no se le puede, por tanto, engañar tan fácilmente.
Todos los días pasan ante nosotros las injusticias. Hay gente que se conforma y otra que no. Yo soy de éstos últimos.
Me perdonará San Agustín que no siga los buenos consejos de su celebérrima oración, pues ante el atropello palmario no puedo mostrar ni un ápice de serenidad y menos de sabiduría, pero sí el valor de enfrentarme a ello con un único objetivo: hacer que mi patria sea un poco mejor.
Me rebelo contra el enchufismo, la corrupción, la economía de mercado sin escrúpulos, las endogamias en la universidad pública, las estructuras de poder fruto del “amiguismo”, los premios y/o reconocimientos “amañados” u otorgados por el simple hecho de que el premiado es famoso. Me rebelo contra la vaguería, la inacción y la satisfacción rápida.
Me siento, y permítanme la jocosa metáfora, como Charlton Hestonen el “Planeta de los Simios”, cuando, regresado del espacio, descubre que su mundo está dominado por seres inferiores que se creen más listos que él, y lo que es peor, no le dejan demostrarles lo equivocados que están, creando en el espectador que la ve por primera vez una angustia frustrante. Yo no vengo del espacio, pero sí de una ilusa juventud.
Creo en el trabajo bien hecho, la necesaria artesanía en hacer las cosas. Todo necesita su tiempo, y el trabajo brillante, haga quien lo haga, merece un reconocimiento justo. Lo demás, mentiras y más mentiras en un mundo hecho a medida para ellas.

 

Inconformismo (off topic?)